jueves, 7 de noviembre de 2013

¿Tengo electrohipersensibilidad?/ Am I electrosensitive?


¿Qué es la electrhipersensibilidad?
En principio, se llama electrohipersensibilidad a una reacción física que padece el organismo, comprendiendo diversos síntomas, debido al efecto de los campos u ondas electromagnéticos de alta frecuencia.

¿Cuáles son los síntomas?
-Problemas de memoria o concentración
-Dolor de cabeza o presión
-Tinnitus (pitidos o zumbidos en el oído)
-Insomnio, sueño ligero o dificultad para conciliarlo (reducción de melatonina)
-Fatiga
-Náuseas
-Problemas digestivos
-Brivaciones ligeras, temblores o convulsiones
-Problemas de tiroides, fatiga suprarrenal
-Alteraciones hormonales, síntomas de (como si) menopausia
-Sensibilidad química múltiple
-Mareo, inestabilidad al caminar, sensación de estar "embarcado"
-Vértigo
-Palpitaciones irregulares, tensión arterial alta/baja
-Dolores articulares, entumecimiento de extremidades, hormigueo
-Irritación/sequedad en los ojos, falta de saliva, nariz sangrante
-Pequeñas pústulas rojas, eczema
-Alteraciones del estado de ánimo: depresión, ansiedad, nerviosismo
-Pobre regulación del nivel de azúcar en la sangre
-Anormalidades en el sistema inmunológica (rompe la barrera hematoencefálica)
-Asma, falta de aliento

Lo primero que yo tuve fueron dolores de cabeza, cada vez más frecuentes, con una fuerte presión en la región occipital, gran tensión en las mandíbulas, tinutus y  ligera inestabilidad al caminar. Al tiempo, tenía una situación de gran preocupación, falta de claridad mental, tardaba mucho a veces en pensar cosas, me quedaba en blanco, no podía relacionar contenidos con fluidez (soy estudiante de doctorado) me cansaba con mucha más frecuencia..., algo que yo no relacionaba con lo anterior. Entre tanto, médicos, pruebas, analíticas, todo perfecto. Será el stress.
Al cabo de un tiempo, empecé a tener temblores por la noche. Me despertaba como si mi cuerpo fuera un coche arrancado, con el ralentí, por decirlo así, un poco alto. Ahí ya me asusté y empecé a preocuparme por las antenas que tenía justo enfrente de mi casa.

Estas son las antenas, vistas desde mi habitación. (En la imagen, aparentane estar más lejos de lo que realmente están; no llega a 100m).

La imagen que sigue es de la medición que hicimos en la habitación de mi hija.
El resultado: 4.74 (con el medidor en la escala más alta). Esto es, 4.740.000 mW/m2

Por supuesto, muy a mi pesar, ya no vivo allí.
Ahora, además, me dan pinchazos en la cabeza, en ocasiones, si estoy mucho tiempo expuesta, se me calienta la cabeza de forma insoportable, en lo que puedo identificar que hay focos de calor (percibo un punto de donde surge el calor, no siempre en la misma zona). Y también tengo dolores articulares.
Maravilloso.

Así que, si lees esto y estás dudando de si lo que padeces es o no electrosensibilidad, piensa que no tienes porqué padecer todos los síntomas. Obsérvate e intenta relacionar los tuyos con la exposición que tú tengas a campos y ondas electromagnéticos.


Primeros consejos
1. Mide la electrocontaminación en casa. Controla tus hábitos cotidianos para que, por lo menos, tu hogar sea seguro para ti. De él depende tu descanso y gran parte del equilibrio de tus cuentas con las ondas.
2. Restringe o prescinde de utilizar el teléfono móvil, internet por wifi, microondas, teléfonos inalámbricos o cualquier otro tipo de sistema que funcione por ondas electromagnéticas. Vuelve al cable.
3. Si puedes, protege tu casa, con materiales adecuados a tal efecto.  
4. Busca información médica fiable y contacta con colectivos de afectados.
5. Evita las horas punta en todas partes: calles, supermercados, oficinas, centros de atención pública... La concentración de gente con dispositivos y la frecuencia de actividad y llamadas hace que suba considerablemente el nivel de electrocontaminación.
6. Encuentra formas de "descargar" físicamente tu cuerpo.
7. Ve al médico. Explícale tu situación y, si es necesario, llévale información.

Cuídate, mucho ánimo y mucha paciencia!

1 comentario: